Dientes Sensibles – Pérdida del Esmalte Dental

Disfrutar un helado o tomar algo frío se volvío para mí un tormento. Mis dientes se volvieron extremadamente sensibles. Al igual que el resto de mis “achaques” esto también empezó alrededor de los 35 años. Y de nuevo, nunca tuve problemas mayores con mi dentadura y todo el tiempo procuraba una higiene adecuada, lavándome los dientes 3 veces al día y un consumo muy bajo de productos azucarados.

¿Mi problema? Perdí el esmalte en mis dientes, esa capa protectora en la superficie exterior de los dientes que los protege contra el deterioro. De hecho se dice que el esmalte dental es la sustancia más dura de nuestro cuerpo, aún más que los huesos. Pero a pesar de esa dureza, los ácidos que se crean en nuestra boca con ciertos alimentos, especialmente los dulces o que contienen almidón, atacan directamente al esmalte de los dientes y una vez que el esmalte desaparece no puede recuperarse.

tooth-sensitivity

Algunas causas que provocan el desgaste del esmalte son:

  • Consumo excesivo de refrescos con altos niveles de ácidos cítricos y fosfóricos.
  • Consumo de aguas frescas a base de frutas (algunos ácidos en este tipo de bebidas son más erosivos que el ácido de baterías).
  • Poca salivación.
  • Dieta alta en azúcares o pan.
  • Reflujo estomacal.
  • Problemas gastrointestinales.
  • Consumo de algunos medicamentos como la aspirina o los antihistamínicos.
  • Condiciones hereditarias.
  • Mala técnica de cepillado.
  • Mala elección de cepillo de dientes.
  • Estrés.

Después de investigar y preguntar a mi dentista, aquí algunas

Recomendaciones Para Cuidar el Esmalte Dental.

  • Utilizar una pasta de dientes con flúor: Estudios científicos han probado que el flúor fortalece y protege el esmalte dental contra el ataque de los ácidos. Existen pastas dentales que contienen fluoruro de estaño terapéutico, un ingrediente que, combate la bacteria causante de los ácidos.
  • Cepillarse y usar hilo dental con frecuencia: Los dentistas recomiendan cepillarse los dientes al menos dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves y redondeadas. Los cepillos duros y sin cerdas redondeadas causan un mayor daño al esmalte dental. El hilo dental es el mejor complemento para mantener una buena salud bucal.
  • Usar técnica adecuada al cepillarse: una mala técnica de cepillado, digamos, cepillarse demasiado fuerte, de manera horizontal o demasiado rápido, puede causar mucho daño al esmalte dental. Hay que procurar hacerlo de arriba hacia abajo y a manera de masajear también las encías.

 

Por salud y bienestar,

:: Blog Salud y Vida::

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*