¿Fumar Para Bajar de Peso?

Algunos estudios han mostrado que las neuronas estimuladas por la nicotina son las mismas del hipotálamo encargadas de comunicar a nuestro organismo que ya ha consumido la cantidad suficiente de alimentos y que está satisfecho. Es por ello que muchos fumadores sienten la necesidad de fumar cuando tienen hambre o cuando creen que están subiendo de peso,

Algunos investigadores han propuesto que como estos receptores son diferentes a los que se encargan de reactivar el ansia por fumar, podría conseguirse que una persona reduzca la sensación de apetito sin que tenga que estimular la región del cerebro que le indica al organismo que necesita alimento.

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale descubrieron este mecanismo y su estudio lo publican en Science.

Al comprender los procesos neurobiológicos ligados a los efectos anoréxicos de fumar podría conducir al desarrollo de nuevos métodos para el control de peso o para reducir el tabaquismo. La intención, señalan, es “ayudar a la gente a mantener su peso corporal una vez que hayan dejado el hábito, y quizá ayudar a los no fumadores que están luchando contra la obesidad”, indica la responsable del estudio, Marina Picciotto.

Al experimentar con ratones y analizar los efectos de un fármaco antidepresivo, los científicos notaron que estimulaba un tipo específico de receptor niconítico que se encuentra ubicado en la superficie de las neuronas el cual a su vez activaba neuronas en el hipotálamo conocidas como células proopiomelanocortina (POMC), que se relacionan con el aumento de peso y la obesidad.

En el experimento, los ratones, al momento de probar el fármaco experimental ingerían una cantidad menor que los no tratados. Y al momento de administrarles nicotina, los que tenían desactivadas las células POMC no perdían peso, pero sí aquellos con las células normales.

Son argumentos interesantes, pero no hay que perder de vista la imagen completa. En el largo plazo, los efectos de esta propuesta pueden resultar mucho más nocivos que beneficiosos. Hay que recordar los efectos adictivos de la nicotina y los enormes daños que causa al organismo. Los resultados de los experimentos en ratones son eso, experimentos y no significa que solo porque un estudio de alguna universidad lo menciona deba ponerse en práctica en las personas.

Una “dieta” basada en fumar simplemente no hace sentido, sobre todo si se busca una vida saludable.

 

:: Blog Vida y Salud ::

http://blogvidaysalud.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*