Pies Hinchados – Causas y Remedios Simples

Luego de mi cumpleaños 36, empecé a notar que mis pies se hinchaban al final del día. Pensé que ese problema era sólo de personas con sobrepeso o mujeres embarazadas. Y aunque en los últimos años había ganado algunos kilos, me seguía manteniendo dentro de un peso normal. Luego lo relacioné con los otros síntomas que estaba teniendo. En mi condición de pre-diabético, con un trabajo de oficina en el que paso la mayor parte del tiempo sentado y con mínima actividad física, supongo que era cuestión de tiempo para que el problema de pies hinchados apareciera.

Los pies o tobillos hinchados, también conocido como edema periférico, es un padecimiento cada vez más común, debido al estilo de vida actual que conlleva vida sedentaria, obesidad y estrés.

Las causas son muy diversas. Pueden ir desde cuesti0nes sencillas como el hecho de pasar demasiadas horas sea sentados o de pie, lo cual ocasiona problemas de circulación venosa, hasta enfermedades más serias como son las cardíacas, hepáticas y renales.

Los trastornos hormonales son otra causa como los que se dan durante el embarazo, menopausia, menstruación o con tratamiento hormonal. De cualquier forma, estas últimas van acompañadas de otros síntomas que pueden alertarnos de que se trata de un problema más serio, en cuyo caso, debemos acudir al médico a la brevedad.

Cuando la causa es simple, como mala circulación en las piernas y pies, lo que ocurre es que se acumule líquido en las extremidades inferiores si pasamos mucho tiempo de pie o sentados.

En el caso del embarazo, el aumento de líquido se debe a una respuesta hormonal del organismo a las necesidades naturales que aparecen junto con el embarazo. Prácticamente todas las embarazadas pasan por esta experiencia.

Recomendaciones para Disminuir los Edemas.

  • Realizar caminatas diarias. No necesariamente tiene que ser una rutina de caminata. Hay que forzarnos a caminar. Si al igual que yo, tiene un trabajo en que tiene que estar sentado mucho tiempo, por lo menos programe levantarse a tomar agua, a ir al baño, ¡lo que sea! Lo importante es no quedarse sentado todo el día.
  • Estacionar el auto un poco más lejos o si tomamos el transporte público, descender antes de nuestra parada final. De nuevo, lo importante es forzarnos a caminar.
  • Tomar las escaleras en lugar del elevador. Si son muchos pisos los que debe subir, puede descender un piso antes y subir uno por las escaleras o bien subir uno primero y luego tomar el elevador. ¡Lo importante es activar las piernas!
  • Caminar descalzos. Si hay oportunidad y sobre todo si es por la arena de la playa, este tipo de contacto activa la circulación y es muy beneficioso para el problema. Además, estar en contacto directo con la naturaleza es maravilloso. Pero también ¡tenga cuidado en donde pisa!
  • Realizar ejercicio físico moderado como natación o bicicleta. En lo personal prefiero la natación, para mí el mejor ejercicio porque no lastima ninguna articulación, como sería trotar, padezco de mis rodillas y luego de unos minutos, el impacto en las rodillas me hace desistir.
  • Dieta sana dando preferencia a verduras y frutas frescas.
  • Reducir el consumo de sal de mesa. El primer paso es quitar el salero de nuestra mesa, ¡fuera tentaciones! Poco a poco su paladar se acostumbrará a no adicionar sal a los platillos, creame. Mi salero lleva guardado en la alacena varios años ya y a la fecha no lo echo de menos.
  • Baños de pies con agua caliente y sal y masajes con aceites esenciales o bien con aceite de oliva.
  • Reposar con los pies en alto (por encima del corazón) durante unos 20 minutos.
  • Hacer “bicicletas” invertidas también ayuda mucho. Acostados en la cama, comenzar a mover las piernas a manera de estar pedaleando una bicicleta.
  • Para activar la circulación, se puede usar una pelota de tenis, colocarla en el suelo moverla con la planta del pie.
  • Las medias de compresión son también muy buenas para este tipo de padecimientos.

Siguiendo estos consejos de seguro notará una mejoría en la reducción de sus pies y tobillos hinchados.

Por su salud y bienestar,

:: Blog Vida y Salud ::

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*